Me gusta ser crota

One Comment

Por Dalia Gutmann (@Daliagutmann)

A veces me gusta ser crota…

La esplenditud, el charme, el glamour, debo confesar, no es algo que lleve en la sangre. Ojo, cada tanto me encanta producirme: peinarme, maquillarme, pintarme las uñas, bañarme…

Pero vestirme TODOS los días me parece un embole. Una, dos, TRES veces a la semana, okey, trato de ponerle onda… pero no se puede estar presentable siempre.

Desde chica siempre me costó un montón: nunca entendía cómo corno hacía esa compañerita para llegar al final del día escolar de punta en blanco. Yo en el primer recreo ya estaba toda despeinada, transpirada, con el guardapolvo manchado de tinta…

Es que parece que mi contacto con el animalito que llevo adentro, lo tengo bastante despierto. Necesito reencontrarme con él: sus olores, su salvajismo, sus ganas de vivir la vida…

Por eso detesto tanto cuando escucho frases como: “Marita está muy dejada, no se arregla…” Marita está disfrutando a su manera, déjenla ser!!!

Todos necesitamos poder estar más relajados y permitirnos esos momentos en los que nos da fiaca tooooodo lo que tenga que ver con lo estético.

Sobre todo si no naciste ni con glamour, ni con charme, ni con esplenditud, y estar presentable, es algo que nos lleva demasiado trabajo!!!

1 comment to “Me gusta ser crota”

  1. evangelina | 9 Marzo, 2017 | Permalink Reply

    Me encanto !!! me siento re identificada … jajaja

Deja un comentario