Golosinas tristes

One Comment

Por Dalia Gutmann (@Daliagutmann)
Siempre tuve que cuidarme un poco porque si hay algo que me sale fácil, es engordar.
Incluso de pendeja me habían tirado el dato que la golosina que menos engordaba era la TITA. Entonces, ¡vamos con la TITA!


Pasaron los años y aparecieron las barritas de cereal, la golosina perfecta para la gorda culposa. Y si bien todos sabemos que nunca nadie dijo ¡Ay que rico!, una iba al kiosko y se resignaba comprando eso.
Después vino el CHOCOARROZ. Los amantes del buen comer, nos angustiamos un poco comiendo ese tergopor bañado en chocolate, pero otra vez teníamos una excusa para visitar al kioskero.
Después vinieron las barritas de semillas, y “los cagones del engordamiento” nos empezamos a copar con eso.
Ahora la onda, es comprar Mix de frutos secos, que viene con almendras, nueces, castañas de caju, banana deshidratada, pasa de uva… Y si bien sabemos que engorda igual, nos excusamos diciendo que lo importante es la salud.


Otra novedad nutricional, es que parece que el turro del turrón no engordaba tanto como creíamos, y que si estás antojado de algo dulce, es una buena opción de COLACIÓN (¡palabra triste si las hay!)


En definitiva… La verdad verdadera es que yo quisiera clavarme un triple fantoche, pero me acostumbré a engañarme a mi misma; y cada vez que voy al kiosko, y me excito mirando a las VERDADERAS golosinas, termino comprándolas a ellas: Las Golosinas Tristes…

1 comment to “Golosinas tristes”

  1. Hebe | 9 julio, 2017 | Permalink Reply

    Te escuché en diálogos con la nación y me gustó tu forma de ser, tu espontaneidad, tu capacidad para transmitir con claridad y naturalidad. Gracias por ser como sos!!

Deja un comentario