Cosas que pienso

No Comments

Dalia pelos

Nunca tuve un “pelazo”, pero de pendeja no me podía quejar. En un momento me empecé a hacer cosas raras: a los 16 me teñí algunos mechones de rubio. Al principio me dio vergüenza y andaba con gorrito. Después me dí cuenta de que quedaba canchero y encima se empezó a usar así, así que […]

ver más...